Lo que dice la Ley:

Nuestro cuerpo nos pertenece y nuestra sexualidad también. Pero esta libertad tiene limites (Código Civil, Código Penal, Código de Salud Pública) que tienen como objetivo proteger a las personas.

La ley no establece la edad en que una persona tiene el derecho a tener relaciones sexuales. Por lo tanto, no prohíbe que dos adolescentes tengan relaciones sexuales si ambos están de acuerdo.

Sin embargo, un adulto (que ha alcanzado la edad de 18 años) no tiene derecho a tener contacto sexual (caricias, penetración) con un menor de 15 años, incluso si ambos están de acuerdo.